miércoles, 1 de septiembre de 2010

Yo tengo una suerte!

Todos hemos pasado por ese instante maravilloso en el que, luego de desempolvar un jean, o una campera, abrimos el bolsillo y.. Tarán! Encontramos ese billete salvador que nos alegra la vida.

Ahora, si pocos segundos después de haber festejado a lo loco por tu hallazgo monetario, te das cuenta de que es más falso que Rolex comprado en Once, lo único que podés hacer es sumirte en un pozo depresivo eterno, y dejar que te devoren las garrapatas. O escribir pelotudeces en un blog. Total! En cana no vas a terminar.

8 comentarios:

Zoquett dijo...

Uh, qué mala leche xD. Siempre disfruto cuando vas a buscar algo en la ropa, y te aparece un 10, un 20...
Estos días me vendría bien encontrar algo, ando más seca que lengua de loro je!

Lola dijo...

jajaja nooooo q bajon q t pase eso!

johi dijo...

Creí que nunca me iba a pasar porque nunca dejo plata sin gastar o me olvido de ella.
Pero la semana pasada sucedió el milagro, 100 pesos, reales, en el bolsillo de un pantalón que uso MUY poco.

Nada, se usó para cubrir gastos de la vida misma que no abarcan área shopping. Mierda!.

Me case con la lluvia dijo...

Jajajajajaja estaria bueno que saquen esos billetes jajaajaj XD

AS dijo...

Yo que vos reviso el contenido entero de la billetera... si caiste una vez, quien dice no hayan sido dos, o tres, o...

Levi dijo...

no, lo peor.
yo soy tan perdedora que hasta las monedas que encuentro en el piso, estan ensambladas al pavimento.

Mariano dijo...

Hace un par de años me pasó. Pero eran como 80 australes. Posta.

(Damian!?) dijo...

a mi hace mucho que no me pasa algo asi... sera que no le pierdo pisada a ningun billete que cae en mis manos?