domingo, 8 de agosto de 2010

Los consejos de la tía Lola

Nada mejor para ahuyentar a un hombre no deseado – que no es lo mismo que indeseable – que hablarle de supuestos diagnósticos psiquiátricos propios.

Pero a no exagerar; avivar giles no es nuestro objetivo (hoy).

Para cumplir con nuestro cometido, hay que nombrar la ingesta de un par de ansiolíticos por día. No más.

En caso de resistencia del masculino a nuestra técnica de desalojo, agregar a la dosis diaria, dos antidepresivos: uno antes del almuerzo, y otro, antes de la cena.

Efectividad: ciento por ciento.

Sea firme, porque si la inpiración se va, el dolor vuelve.

11 comentarios:

Lola dijo...

jajajajajajaa cuantititsisisisisma razón tenés... lo que me recuerda a un post que leí por ahi.. que en la primera cita se recomienda no hablar de tu terapeuta.
Buenisimo Lola será tenido en cuenta

johi dijo...

Ni hablar si ya empezamos con la perorata de los hijos, el casamiento, y los domingos comiendo las pastas en lo de mamá.

Ojo:

a) hoy ne día hay varias que usan el tema "anti-depresivo" como algo "cool", por lo menos a viva voz lo ventilan.

b) una vez use la frase ante un chamullo, "soy lo peor que te puede pasar, celosa, molesta, con mañas, histerica", me contestaron, no me importa ¬¬. Me fui.

Agustina dijo...

Jajajaja debería probarlo a ver si me funciona. Genial :D

Julia... dijo...

Sí, definitivamente hay un antes y un después de decir: "Estoy saliendo de una depresión clínica".

Mala Pe. dijo...

A mi se me espantan antes de poder inventar cualquier patraña.
Creo que mi conchudez es peor que los psicofármacos.
Igual está buenísimo ese tip.

Agrego un par más de frases corta mambo:

"No doy más con estos hongos vaginales, me pica tanto que me pondría una bombacha confeccionada con lija" Esta tiene un doble efecto. Asquear y tirar por la borda tu imagen femenina.

"Todo lo que sé en ésta vida, me lo enseñó la Gutierrez, mi compañera de celda. Estuve presa por cortarle el miembro a un pesado mientras dormía" Si no raja con esto, no raja más.


Beso Lolita.

Flowers dijo...

Jajaja. Está muy buena esta entrada. Seguiré pasando. Besos.

Lola is searching for... dijo...

Lola: tal cual!!! No hay q hablar de terapia, ni q te torturen.

Johi: sé a lo q te referís. Pero creo q, en el fondo, a ning tipo le deben parecer cool los antidepresivos, no?

Agus: prueve tranquila; las normas iso 9001 lo certifican.

Julia: un antes y un después de ver al tipo correr en dirección opuesta.

Malíííííííííísima Pe: te acompaño en el sentimiento; a mí me pasa igual.

Flowers: así sea!!! espero verte por aquí!

Lola dijo...

muy buena tecnica, nunca se me hubiera ocurrido!

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano dijo...

La pregunta del millón, ¿y si le toca un depresivo?
Ojo, puede ser contraproducente.

Llegado el caso debería optar por un plan B, como por ejemplo empezar a frotarse la entrepierna al tiempo que confiesa "qué ladillas hijas de puta, no se van más".
Con "herpes" también funciona.

johi dijo...

Espero que no, sino estaríamos en problemas, o todas solteras o todas lesbianas, pero anti-depresivos, no.