jueves, 5 de agosto de 2010

MacGyver estaría orgulloso

A pocos días de cumplir – y celebrar – cuatro años desde que vivo sola, con cinco cactus y mi alma, siento que hay algo que les tengo que contar.

Cada vez que arreglo algo del ph, sin ayuda, me siento feliz.

Feliz!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Jamás pensé que diría esto, pero andar con la pinza y el martillo a cuestas para mi propio beneficio, me pone tan eufórica como Fort con dos ortos.

Próximo nivel: cambio de cuerito.

Stay tuned.

8 comentarios:

Agustina dijo...

Jajaja es verdad, cuando una arregla algo por sí misma sin tener que llamar a nadie más para que lo haga (en general, hombres) se siente lo más :D

johi dijo...

JAJAJAJAJAJ

Yo jamas creí que iba a saber lo que sentiría Fort si tuviera 2 culos.

Esta claro, la comparación calzo justa (?), al principio sentís frustración, después un poco de dolor por ser quien tenga que hacer todo y no conseguir lo deseado, hasta que después de varias veces, voilà, sale como trompada!!!

En mi dpto pasan esas cosas, soluciono yo o quedan así =P.

(Damian!?) dijo...

Bien eso es bien de mujer 2.0 del siglo XXI o XXII por ahi. La felicito, porque sino deberia depender siempre de un plomero amigo o de algun electricista, y como vimos en las peliculas, los encuentros entre algun "reparador de cosas" y la chica bonita sola en el depto solo terminan en...

en...

algo

AS dijo...

Congratulations... y si no queda taaaan bien, igual tiene mucho más valor por haberlo hecho uno.
Tengo la misma filosofía!
Beso.

Mary Reed dijo...

jaja! y el día que descubras la pistola de silicona, ALUCINAS!

jaja!

A.C. dijo...

BUENA ONDA!!!!
Hay que ir aprendiendo a hacer de todo.
Te cuento que cambiar el cuerito es una pavada!!! Suerteeeee en eso

Lola is searching for... dijo...

Agus: si!!! Cada vez q cambio un enchufe de verdad q me siento re Juana de Arco (¿?).

Johi: siempre, siempre, siempre llega un momento en la vida en q la verdad sobre el orto de Fort es revelada. Siéntete bendecida, sister!

Damián: esos encuentros, a mi, sólo pueden traerme infortunios. Si me enamoro de un plomero, tendré q bancarme eternamente el típico pantalón revelador de ocote, por debajo del nivel del mar?

As: somos millones. Nos merecemos una película. "El señor de los tornillos", por ejemplo.

Mary: si, si, siiiiiii!!!!!!! Amo esa pistola -ojito con lo q vas a decir, eh-. Prometo incorporarla a mis herramientas.

AC: Todavía no me decidí pero, en breve, voy a hacer justicia por la canilla del baño.

Mala Pe. dijo...

Yo arreglé este teclado y me enorgullezco.
Amo abrir aparatos para ver que tienen adentro e intentar arreglarlos.
En otra vida fui plomera, albañila, electricista o todo eso junto.

Me MATÓ lo de Fort con dos ortos.

Aplausos de pie!